Algunas reflexiones acerca de la construcción de identidades lesbianas.

Home  /  Artículos ESI  /  Algunas reflexiones acerca de la construcción de identidades lesbianas.

En abril 9, 2015, Publicado por , En Artículos ESI, Con Sin Comentarios

Considérese la experiencia y reflexiones que a continuación expongo como balbuceos iniciales para pensar con otras /os lo que he vivido.

“Formarse es aprender a devenir, es construir el propio camino de desarrollo profesional y personal, formar es, entonces, ayudar a formarse.”

(Gilles Ferry “Pedagogía de la formación” Ed Novedades Educativas 1997.)

Hace cerca de diez años, en oportunidad de coordinar un grupo de lesbianas en una organización de GLTTTBI, una participante del grupo contó que había conocido a una persona de una ciudad de la pcía de Bs As por internet que decía conocerme. Dijo su nombre (no su apellido), pero yo no recordaba. Comentó luego la actividad profesional y el barrio donde vivía e inmediatamente la recordé.

Había sido mi compañera “de banco” por más de dos años durante el colegio secundario.
El colegio con cinco divisiones por año y una población muy heterogénea, era considerado el mejor secundario público por aquellos años en esa ciudad. Habíamos compartido viajes, reuniones, fiestas, etc. Pero nunca habíamos hablado de la experiencia de amor de una mujer por otra mujer.

Me pregunté ¿qué adolescencia habíamos tenido?
El contexto histórico político entre los años 74 al 77 es por todas/ os conocido.
En el campo de la salud mental el discurso psicoanalítico referido al desarrollo normal lo pudimos leer en “Adolescencia normal” de A Aberastury, y sobre lesbianismo ”La homosexualidad femenina. Las respuestas del psicoanálisis a una cuestión sumamente eludida” (E. Bergler, L. Rascovsky, M. Langer, C.W. Socarides y otros) best-seller cuya tercer edición se terminó de imprimir en junio del 79, ( dos años antes de mi ingreso a psicología). Curiosamente la cuestión sigue siendo sumamente eludida. Las respuestas que podía dar el psicoanálisis al respecto parten de una concepción del desarrollo en etapas sucesivas, “progresivas”.
El discurso religioso también se nutrió de aquellas producciones teóricas del psicoanálisis.

 

Descargar PDF con artículo completo

 

fondo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *