Educación integral de la sexualidad.

Aportes para su abordaje en la escuela secundaria

Home  /  Documentos ESI  /  Educación integral de la sexualidad.

Aportes para su abordaje en la escuela secundaria

En abril 16, 2015, Publicado por , En Documentos ESI, Con Sin Comentarios

Desde la sanción de la Ley Nacional No 25.673, del año 2002, que creó el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, se explícita la obligación del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de desarrollar programas educativos vinculados con la salud sexual y la procreación responsable. Para estos fines, en octubre de 2006, el Congreso Nacional sancionó la Ley Nacional que crea el Programa Nacional de Educación Sexual Integral (Ley No 26.150). Esta Ley establece que “todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada de las jurisdicciones nacional, provincial, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipal”. Esta publicaación está orientada a convertirse en una herra- mienta que favorezca la aplicación de dicho programa.

Entre los objetivos del Programa Nacional de Educación Sexual Integral se encuentra la inclusión de propuestas educativas orientadas a la formación permanente de las personas: “la transmisión de conocimientos pertinentes, precisos, confiables y actualizados sobre los distintos aspectos involucrados en la educación sexual integral”, la promoción de “actitudes responsables ante la sexualidad” y la prevención de “problemas relacionados con la salud en general y la salud sexual y reproductiva en particular”. Todo lo anterior, en un marco de igualdad de trato y oportunidades para varones y mujeres (Art. 3, Ley No 26.150).

Con respecto al Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable creado por la ley No 25.673, éste tiene entre sus objetivos la prevención de embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual y VIH-sida, así como la promoción de la salud sexual y reproductiva de los y las adolescentes. Para ello, señala la necesidad de “garantizar a toda la población el acceso a la información, orientación, métodos y prestaciones de servicios referidos a la salud sexual y procreación responsable” (Art. 2 Inc. F), y la relevancia de capacitar a educadores y ofrecer conocimientos actualizados para la comunidad educativa (Art. 5, y Art. 5, inc. B, Ley No 25.673).

Este material busca acercar información y herramientas a los y las docentes para que puedan generar procesos de educación integral de la sexualidad con el alumnado, incluyendo la promoción de la salud sexual y reproductiva, para así fortalecer el papel del sistema educativo en la implementación de las citadas leyes. No pretende ser un “manual” vasto o completo

ni tampoco presentar un programa que permita cubrir las distintas formas en que se pueden o deben trabajar contenidos de sexualidad en la escuela. En cambio, trata de difundir algunos conocimientos básicos sobre sexualidad y derechos que faciliten la tarea de los docentes para acompañar al alumnado en el cuidado de sus emociones y sus cuerpos, y por consiguiente, en el ejercicio pleno de su derecho a la salud, a la educación, a la vida, a la información, a la construcción de opiniones propias y al respeto por su autonomía personal.

Acompañar a los adolescentes y jóvenes en su formación, supone reconocerlos como personas íntegras, que requieren no sólo de conocimientos en las asignaturas tradicionalmente incluidas en los planes de estudio (como lengua, matemática, ciencias naturales, historia o geografía), sino que también necesitan contar con información adecuada y oportuna en la esfera de la salud, la sexualidad y la reproducción.

De tal modo, educar en sexualidad implica tanto ofrecer conocimientos para la prevención de embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual, como formar en valores, sentimientos y actitudes positivas frente a la sexualidad. Una formación así concebida deberá incluir entre sus objetivos ofrecer información adecuada y veraz sobre aspectos vitales de la sexualidad, como forma de relación entre las personas, como también orientar hacia el acceso a los recursos de salud pública que permitan vivir la sexualidad de forma responsable, plena y segura.

Se parte del supuesto que la educación en sexualidad constituye una práctica constante que, de forma intencionada o no, desarrollan actores diversos como los padres y madres, los educadores, los profesionales de la salud, entre otros. Sin embargo, al Estado le corresponde la responsabilidad de igualar las oportunidades de acceso a información de calidad y a recursos efectivos a los niños, niñas y adolescentes de todo el país, para así promover la salud de toda la población argentina. Es un derecho que tienen los chicos del país, una responsabilidad de los adultos y una obligación del Estado.

Esta publicación se estructura en cuatro secciones e incluye cuatro ane- xos con información adicional. La primera sección introduce consideraciones relativas al papel de la escuela y de los docentes en relación con la educación sexual. Presenta sintéticamente la voz de distintos actores relevantes en la materia. La segunda, aborda la cuestión de la sexualidad, su definición, su vinculación con cuestiones culturales y con la construcción social del género. Ofrece también algunos datos sobre embarazo, maternidad y morbimortalidad materna en la adolescencia y estadísticas sobre casos de VIH y otras infecciones de transmisión sexual. La tercera parte presenta aspectos filosóficos y normativos relacionados con los derechos humanos de los adolescentes, así como su relación con la educación en sexualidad como parte de un proceso de construcción de ciudadanía. Identifica también el marco normativo vigente en el país que sustenta la incorporación del tema de la salud sexual y reproductiva en las escuelas. Posteriormente, en la cuarta sección se incluyen orientaciones para la realización de talleres sobre sexualidad y derechos con el alumnado. Finalmente, se incorporaron cuatro anexos, que contienen la siguiente información adicional: I) los textos completos de la Ley Nacional No 25.673 y de su reglamentación; II) el texto de la Ley de creación del Programa Nacional de Educación Sexual Integral, No 26.150; III) una descripción sobre los distintos métodos anticonceptivos y de prevención de VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS); y IV) un cuadro con una selección de derechos plasmados en tratados internacionales de protección de derechos de niños, niñas, adolescentes y mujeres, que se relacionan con el derecho a informarse y obtener los medios y la atención necesarios para acceder al máximo nivel posible de salud sexual y reproductiva.

Se espera que el tratamiento continuo de un tema tan relevante por parte de docentes y escuelas incida de modo positivo y sostenido en la mejora de la calidad de vida de los y las adolescentes así como en el pleno ejercicio de sus derechos.

 

 

Descargar documento PDF

fondo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *