Proyecto Plan de derechos y diversidad sexual

Home  /  Artículos ESI  /  Proyecto Plan de derechos y diversidad sexual

En abril 9, 2015, Publicado por , En Artículos ESI, Con Sin Comentarios

FUNDAMENTOS

La sexualidad es una construcción cultural e histórica sujeta a múltiples transformaciones. En este sentido hablar de diversidad sexual es, en primer lugar, tomar una decisión política, ya que implica reconocer que existen variadas orientaciones sexuales y que estas no son alteraciones patológicas, sino expresiones de la propia sexualidad.

Así, la aceptación de las diferencias tiene que ver -en absoluta medida- con el respeto y la defensa de los derechos humanos. Por ello, una sociedad que practica la discriminación y la desigualdad en el tratamiento de las personas es una sociedad injusta. Por ello, la conformación de un Plan de Derechos y Diversidad Sexual pretende buscar las herramientas para combatir la discriminación y generar el compromiso de todos los habitantes de la ciudad en la construcción de una ciudadanía plena, sin distinciones de orientación sexual o identidad de género.

En este sentido, hay un gran cuerpo normativo que establece derechos, deberes y garantías para los hombres y mujeres. Así, la Constitución Nacional establece que la Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento y que todos sus habitantes son iguales ante la ley. (art. 16o). Por otra parte afirma que las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe. (art. 19o).

Asimismo, diversos tratados internacionales, con jerarquía constitucional, como la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Convención Sobre los Derechos del Niño, entre otros, promueven derechos, deberes y garantías acerca del ejercicio de los derechos humanos, la igualdad real de oportunidades y de trato, sin distinciones de raza, color, sexo, idioma, credo, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

Por ello, las políticas públicas cobran relavada importancia y se hace necesario diseñar estrategias integrales centradas en brindar capacidades que permitan una mejor inserción en la sociedad para el desarrollo personal y comunitario. Es por esta razón que desde el Estado debe darse prioridad a respuestas orientadas a la inclusión e integración de los diferentes sectores de la sociedad, logrando la participación comunitaria y el fortalecimiento de las organizaciones sociales.

En este marco, las lesbianas, gays, bisexuales y trans han ganado las calles y otros espacios sociales para reclamar por derechos que les son propios en tanto ciudadanas y ciudadanos de pleno derecho. Así, en todos los países del mundo el movimiento reivindicativo llevado adelante por la población LGBT se consolida cotidianamente y ha logrado importantes conquistas en el camino hacia la igualdad de oportunidades y derechos.

 

Descargar PDF con artículo completo

 

fondo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>